Correspondencia con Alejandro Camarena sobre “El cuarto Bustos”

10 10 2006

Hola buenas tardes, lei con mucho interes hace algunos meses el articulo “el cuarto bustos” de alfonso herrera cardenas donde hace alusion a un aspecto que considero seria toral para el trabajo que estoy desarrollando sobre hermenegildo bustos, mi idea no es poner evidenciar a nadie, resultaria muy interesante saber esa relacion extramarital de ma. santos urquieta con bustos, y los retablos “malditos “, mi trabajo pretende incursionar no tanto en lo literario, lo estoy llevando bajo un esquema puramente de investigacion, me ha resultado gratificante saber que hacer este tipo de investigacion me ha permitido conocer aspectos que en la actualidad pascual aceves, raquel tibol y gutierre aceves no refirieron sobre hermenegildo, entiendo que para usted le pueda resultar extraño que por este medio quiera contactar con usted sobre aspectos que para usted sean muy reservados, y ademas la circunstancia de que, quien le pide me pueda auxiliar sea un desconocido, le agradesco de cualquier forma su amabilidad y pueda usted contestarme por este medio al correo de mi secretaria mis inquietudes, que por supuesto estas en todo caso deban de ser tratadas en forma personal y si usted pueda en alguna proxima ocacion recibirme para hacerle saber ampliamente con detalle mi pretencion, estoy proximo a culminar la elaboracion de el libro que le comento. esperando su amable respuesta. conatencion:

Alejandro Camarena

11 10 2006

Estimado licenciado Camarena,

lo primero que me interesa saber de esta reciente comunicación es el modo en que consiguió usted mi número telefónico. Le ruego me lo haga saber en lo sucesivo. Enseguida debo recordarle una anécdota: Ricardo Piglia, célebre escritor argentino, publicó hace algunos años “Nombre falso”, nouvelle que presume la investigación que llevó al supuesto descubrimiento de un manuscrito inédito de Roberto Arlt y que incluye enseguida el mencionado texto del autor de Los siete locos. El texto de Piglia se publicó en libro homónimo por Anagrama; puede usted constatarlo. He dicho ya que la primera aparición del trabajo de Piglia fue hace unos años, lo que ha llevado a no pocos críticos e investigadores a especular sobre la obra de Piglia como si en efecto fuera de Arlt. He puesto énfasis también en que Piglia es escritor, escritor de ficción, no crítico (aunque algo de esto tiene), y que “Nombre falso” es una nouvelle, no una investigación académica. Es el mismo caso de “El cuarto Bustos”, cuento publicado por Alfonso Cárdenas Herrera (y no, por cierto, “Herrera Cárdenas”), en el que se usa mi nombre y el del escritor Gonzalo Lizardo como personajes, personajes de un cuento. Recordará usted que Borges usó el mismo recurso en “Tlon, Uqbar, Orbis tertius”, donde trató el nombre de su amigo, Adolfo Bioy Casares, como Cárdenas ha hecho con el mío. Con esto quiero decir que el autor de “El cuarto Bustos” es mi amigo y que su cuento ha confundido a no pocos como usted. Llamo su atención sobre el número de Luvina en que se publicó el trabajo de Cárdenas: la portada muestra gente ordinaria con caretas de Octavio Paz; el tema unitario es el de “lo apócrifo”. El comentario editorial avisa al buen lector sobre los riesgos de tomar literalmente el trabajo en cuestión. Y, para colmo, “El cuarto Bustos” está plagado de referencias que lo acusan texto de ficción, además de fundarse en anécdotas levemente inverosímiles (por ejemplo: la supuesta herencia que recibí, y a la que se debe el hallazgo de obra desconocida de Bustos) para que ningún avisado caiga en la trampa y, al contrario, simplemente la disfrute. Supongo que a usted no hará mucha gracia haber mordido el anzuelo, pero debe reconfortarse: es mejor corregir ahora el error de lectura que después de hacer declaraciones públicas al respecto. Independientemente de si valora bien o mal la jugada de Cárdenas, debo recordarle que la literatura ofrece para todo escritor esas posibilidades, que el trabajo de mi amigo es enteramente legítimo. Una vez aclarado el asunto, me despido no sin enviarle un cordial saludo.

Aguillón-Mata

12 10 2006

Investigando en internet,originalmente pensé vivia en Zacatecas, y solicite al instituto Zacatecano de cultura su telefono, me lo proporcionaron amablemente, por lo que no dude de mi sano proposito, con independencia a lo que amablemente me informa,no me sorprende pues efectivamente pense en esa posibilidad literaria, sin embargo nada me desepciona y claro que si me causa gracia, pues mi investigacion para la elaboracion de mi proyecto. se encuentra precisamente basada en aspectos novedosos e interesantes. admiro el extraordinario articulo de Alfonso Cárdenas, lo que me ha dado la oportunidad de conocerles, con razón no lograba conseguir” infancia precoz”.Espero me permita con posterioridad conocerle y si no le es molesto pueda seguir comunicarnos por este medio, mi telefono particular es el [aquí ofrece un número] de Juventino Rosas Guanajuato, trabajo como Agente del Ministerio Público en Celaya Gto.. y soy originario de Purisima de Bustos Gto por esta ultima razon y porque ningun purimense ha escrito sobre Hermengildo estoy trabajando sobre el libro que intitulare el Indio de PurisimaUn fraternal saludo

Alejandro Camarena

 

Leave a Reply